Header Graphic
Catholic World Art
Artist, Ira Thomas
Header Graphic
 
 
 
 La Mujer Samaritana
 
Atrás                                                     Siguiente
 
Jesús, la luz del mundo, se sienta junto al pozo en cumbre de plena luz, a mediodía. Aquí es donde tiene un encuentro con la mujer Samaritana.
 
Originalmente los Samaritanos eran Judíos. Ellos no adoraban en el templo de Jerusalén, esto aumentaba la animosidad entre los dos. Por la razón de que los Samaritanos se integraron con los cinco pueblos paganos y se establecieron en la región y mezclaron su creencias con las de los paganos, ya no pudieron ser considerados Judíos puros. La mujer Samaritana tuvo previamente cinco maridos, pudiendo ser un símbolo de todo esto. En la pintura, ella trae puesto un cinto con cinco ornamentos.  
 
Hoy en día pensamos que podemos mezclar nuestras creencias Cristianas con  cinco ideas contrarias y prevalentes, en especial: el relativismo, la nueva edad, el individualismo, el feminismo falso y la falsa libertad. Al hacer esto, estamos regresando al pozo, de nuevo con sed, pero encontramos que el agua de pozo está estancada. En la pureza de nuestra fe Cristiana, Jesús nos ofrece agua que corre, que es la gracia de Dios por medio del Espíritu Santo.
 
Que el Espíritu Santo nos abra los ojos y que nos divorciemos de cualquier idea que no es compatible con las enseñanzas de Cristo, y que nosotros así como la mujer Samaritana, seamos rápidos en evangelizar a los que tienen sed. Solo en Jesús podemos tener luz, agua viva y vida eterna.
 
Derechos reservados 2002-2021 – Ira Thomas
Traducido al Español por Rosie Aguilar