Header Graphic
Catholic World Art
Artist, Ira Thomas
Header Graphic
 
The Parable of the Sower
 
La Parabola del Sembrador
 
Atrás                                                     Siguiente
 
Cuando la verdad llega a nuestros oídos, para donde se irá? Jesús nos da cuatro posibilidades en la parábola del sembrador (San Lucas 8:5-15) De izquierda a derecha el cuadro nos muestra el camino pedregoso, los espinos y la buena tierra.

Si pertenecemos a la primera categoría, no nos tomaremos el tiempo para reflexionar en la parábola, pero tampoco  podemos honestamente decir que pertenecemos a la última categoría. La mayoría de nosotros pertenecemos a la segunda y tercera categoría de los ejemplos Jesús nos ha dado. Estos ejemplos tienen que ver con las raíces y con el crecimiento. En uno de los ejemplos se habla de la raíz que no tiene profundidad de tierra y en la otra raíz el crecimiento es ahogado.

Los que escuchan pero tienen tendencias al terreno pedregoso, reciben la Palabra de Dios con gozo. Felizmente aceptan la verdad con su mente, pero no les penetra en el corazón. La verdad no está profundamente plantada y no sobrevive  cuando están bajo prueba.

Cuando la Verdad no llega hasta el corazón, se encuentra con espinos. Estos espinos son los deseos de tener bienes materiales y de tener pendientes del mundo. Estos llenan el corazón, dejando poco espacio para Dios. Del modo que podemos ser productivos en nuestro amor por Dios, es en la medida en que podemos tener templanza en los encantos del mundo.  

A donde llegara la Palabra de Dios cuando la escuchemos? Cuando nuestras mentes aceptan la Palabra de Dios con gozo y vive en nuestro corazón, y si en nuestro corazón no existe competencia de los deseos del mundo, es entonces cuando la semilla encontró la buena tierra y la cosecha del fruto producido será abundante.
 
Derechos reservados 2002-2021 – Ira Thomas
Traducido al Español por Rosie Aguilar