Header Graphic
Catholic World Art
Artist, Ira Thomas
Header Graphic
 
 
Las diez vírgenes
 
Atrás                                                   Siguiente
 
En la parábola de las diez vírgenes, (Mateo 25:1-13) cinco siendo prudentes y cinco insensatas, Jesús nos enseña que se requiere vigilancia para entrar al cielo. Aunque todas las novias se quedaron dormidas esperando, cinco de ellas prudentemente guardaron provisiones; llevaban frascos de aceita para sus lámparas para asegurarse de tener una brillante llama para recibir al novio.
 
La composición de la pintura esta en forma de una lámpara y la silueta de la figura en su llama es la de Jesús regresando de repente.
 
Podemos ver la ira, remordimiento, susto, y suplicas de las desprevenidas vírgenes, una de ellas se va del lugar bajo el consejo de una virgen prudente, para ir a traer más aceite para su acabada llama.
 
Porque será que la prudente virgen no quiso compartir su aceite? Y que es este aceite? El aceite es la gracia que recibimos en los sacramentos, nuestra propia experiencia cuando tenemos un encuentro con Cristo, y nuestras buenas obras al responder. Todo esto no puede ser entregado a otro. No podemos pasar una actual gracia que Dios nos ha dado y pasarla a alguien más.
Este precioso aceite es nuestro. De hecho, nuestros corazones son como frascos y el Espiritu Santo los llena.
 
Cuando llegue el espectacular tiempo del retorno de Jesús, nos encontrara en paz y preparados? o frenéticos y desesperados? Quizás seremos como los que son maduros espiritualmente, o como los inocentes, los felices y calmados, los humildes y ocultos o quizás como la virgen consejera? Pero si no es así, entonces vamonos a correr como la que se le está acabando el aceite mientras todavía hay tiempo— porque Jesús ya está a la puerta.
 

Derechos reservados 2002-2021 – Ira Thomas
Traducido al Español por Rosie Aguilar